ADN • 11 agosto 2019

"UNO va a marcar un antes y un después"

Sergio Gurrieri recorrió las obras del Nuevo Estadio y palpitó la inauguración del 9 de noviembre junto al Sitio Oficial
Compartir

Llegó al club con 17 años proveniente de Jujuy y no sólo se convirtió en un Pincha de ley más, sino que además marcó parte de las páginas gloriosas de la institución. Sergio Gurrieri, campeón con la roja y blanca en el '82-'83, visitó las obras del Nuevo Estadio, recordó viejas y memorables épocas en 1 y 57, y palpitó la vuelta a casa el próximo 9 de noviembre: "No tengo dudas que UNO va a marcar un antes y un después", aseguró en un mano a mano con el Sitio Oficial.

RECUERDOS DE UN CAMPEÓN EN UNO

Después de recorrer y ver los trabajos en UNO, el "Chango" recordó, con emoción, los momentos vividos en la casa de la familia Pincha: "Se me vinieron muchos lindos recuerdos, de cuando llegué con Bilardo y Manera a los 17 años, esa fue la primera imagen. Después, los partidos contra Gremio cuando empatamos con 7 hombres, el clásico 100, que lo ganamos 1-0. Y ver ahora lo moderno que es el estadio, cómo está quedando, es realmente muy emocionante y muy lindo. Este club no se queda, va avanzando, creciendo y haciendo historia en cuanto a todo. El hincha de Estudiantes sabe ir progresando a medida que el club lo va haciendo porque trata de colaborar y eso se nota".

LA FORTALEZA DE 1 Y 57

Dando cuenta que no hay mejor lugar que la casa propia, Gurrieri destacó la mística y el sentido de pertenencia de UNO: "Agradezco a Verón y a toda la comisión que me invitaron a conocer las obras. Son mimos que a esta edad se disfrutan de otra manera. Todo esto va a ser muy lindo porque incluso veo que la gente va a estar cerca. Fui con uno de mis hijos y le dije 'ahora vamos a sacar más puntos' porque es como en la época nuestra. Nosotros sentíamos que para todos los equipos que venían a jugar era complicado ganarnos en 1 y 57. Nos hacíamos fuertes en nuestra casa y de locales porque el hincha se siente".

"Todos los equipos venían y se metían atrás a esperarnos. Para nosotros, los que jugábamos de delanteros, era mejor porque teníamos menos recorrido defensivamente. Sabíamos jugar en nuestra cancha, cortábamos la jugada rápidamente y buscábamos muchos foules para aprovechar la pelota parada, más el talento que teníamos de 4 o 5 jugadores. A eso le sumábamos táctica, estrategia y que sabíamos jugar en nuestra casa", contó.

EL VALOR DE VOLVER A CASA

"Nosotros siempre jugábamos el primer tiempo hacia 55 porque sentíamos que, con la gente, la cancha estaba inclinada para ese lado. Sentíamos esa pendiente y entrábamos mentalizados que íbamos a llegar más. Todos nos respetaban y venían con ese pensamiento, de que era complicado jugarnos. La gente nos ayudaba, sin dudas. Ir a sacar un lateral para el contrario era complicado, o lo mismo cuando hacíamos alguna gambeta o una jugada, el hincha se hacía sentir. Eso te potencia más".

EL 9 DE NOVIEMBRE Y EL REGRESO A UNO: "VA A SER EMOCIONANTE"

Expectante, ilusionado y feliz por la proximidad del 9 de noviembre, Gurrieri contó cómo imagina el día del regreso y expresó: "Ver los colores rojo y blanco, el verde del césped y pensar en toda la gente con las camisetas, las banderas, va a ser muy emocionante. Realmente conmueve. A nosotros se nos vienen muchas cosas lindas y se potencia todo. Veo un estadio lleno. Siempre digo que el hincha de Estudiantes es distinto a todos porque va pensando que algo va a pasar, que algo va a suceder, vaya ganando o no; siempre hay alguna emoción. Eso es lo que me gusta. Crié a mis hijos y a mis nietos de Estudiantes y siempre decimos que algo nuevo va a pasar en este gran club".

"UNO VA A MARCAR UN ANTES Y UN DESPUÉS"

"Esto es algo distinto. Para los jóvenes, tanto para los hinchas como para los que están en inferiores, tienen que entender que detrás de esto hay una historia que hay que continuar, que hay que adaptarse a lo que viene, a lo moderno, que hay que seguir trabajando, que es fundamental. Hay una proyección y una programación, y esto tiene que continuar. Este club se hizo hace muchos años y todo lo que logramos hasta ahora se hizo por sacrificio, esfuerzo, temperamento, mística, educación. Ese es el camino, por eso no tengo dudas que UNO va a marcar un antes y un después".

Ver más novedades