ADN • 14 noviembre 2019

Una imagen y tanto por decir: el orgullo de Marcos Conigliaro

Conocé la historia del Héroe de Old Trafford que celebró junto a su nieto el regreso a UNO
Compartir

Juan Ramón Verón, a su lado el Bocha Flores, Poletti, Pachamé, el Bambi Flores, los aplausos y la ovación que bajaba de todo un estadio en la reinauguración de UNO. El homenaje a los Héroes de Old Trafford emocionaba a la familia Pincha el fin de semana, y más de uno se preguntaba. ¿Quién es el pequeño que los acompaña? ¿Será familiar de alguno de los campeones? ¿Quién es ese niño que está rodeado de tanta gloria y tanto orgullo albirrojo? Una imagen y tanto por decir. Conocé la hermosa historia en el Sitio Oficial.

UNA IMAGEN Y TANTO POR DECIR SOBRE ELLA

"Una imagen y tanto por decir sobre ella. Sé que muchos esperaran palabras hacia mi padre y sus compañeros, ¿Cómo no elogiar a estos campeones? Sinceramente, hay mucho por decirles, pero hoy quiero dedicar unos minutos para contarles una historia, mi historia, o mejor dicho la historia de mi hijo, el niño en esta foto. Muchos se preguntaron quién era el niño que acompañó a estas glorias a levantar la copa. Algunos supusieron que era el nieto de alguno de ellos, otros que se trataba de un detalle de imitar aquella imagen de Zubeldía con Tachuela. La razón de estar ahí es muy simple, un abuelo orgulloso que quiso compartir este momento tan único con su nieto y demostrar al mundo que el autismo no es una barrera, sino la sociedad en que vivimos", contó a través de las redes sociales Pamela Conigliaro, hija de Marcos y madre del niño que acompañó a su abuelo en el Nuevo Estadio.

"TENER LA POSIBILIDAD DE HACER VISIBLE ESTA CONDICIÓN EN UN EVENTO TAN ESPECIAL ES UNA OPORTUNIDAD MARAVILLOSA"

"Dante Marcos tiene 9 años y hace 4 fue diagnosticado con Condición del Espectro Autista (CEA), Déficit de Atención con hiperactividad (TDAH) y Síndrome de la Tourette (ST). El autismo puede ir de casos más severos a casos mas leves. Al tratarse de un espectro, la realidad de cada individuo es distinta según su mayor o menor grado de interacción, comunicación y comportamiento. Tener la posibilidad de hacer visible esta condición en un evento tan especial es una oportunidad maravillosa para mi familia y para mí. Es por ello que agradezco infinitamente al Club Estudiantes de La Plata por esta posibilidad. Sinceramente no podría haber sido más perfecto, el lugar, la gente y la ocasión. ¿Por qué? Porque se hizo en familia. Estudiantes de la Plata es mucho más que fútbol, Estudiantes es familia, es un club comprometido con la inclusión y los valores. Es un club que trasciende el deporte, es mi casa, la de mi familia y la de tantas personas a lo largo y ancho del país. Y es cierto cuando leí en muchos comentarios que no se le escaparon los detalles, doy fe en lo que a mi y a mi familia respecta", relató-

LA HISTORIA Y LA PREPARACIÓN DETRÁS DE UN MOMENTO ÚNICO 

"¿Saben el trabajo previo que realizamos para que mi hijo esa noche pudiera ingresar al estadio? Primero, se necesita mucha anticipación. Me refiero a la comunicación del evento con imágenes, vídeos, agendas. No es como con un niño neurotípico que se le puede decir 'van a hacer esto y ya'. Trabajarlo en terapia, las personas con autismo realizan tratamientos combinados que apuntalan las capacidades comunicativas, sociales y cognitivas. Pero lo más importante y necesario es la contención, la comprensión, el estar ahí, preparados para el imprevisto, afrontar los imprevistos es uno de los caballos de batalla en el Espectro Autista. Al niño con autismo, los cambios inesperados suelen resultarle molestos o causarle ansiedad ante una situación inesperada. La pérdida de la previsibilidad de lo que va a acontecer a continuación suele ser sinónimo de una mala respuesta. La inflexibilidad es uno de puntos negativos. Por lo tanto, se requirió de trabajo previo, y de tener personas al lado que nos hicieran más fácil el camino. Por ello vuelvo a agradecer al club, a aquellos que están detrás de las cámaras y las figuras conocidas, los que trabajan incansablemente para que todo fluya a la perfección; fueron ellos quienes nos permitieron estar ahí, cerquita, acompañando a mi hijo y a mi papá", continuó Pamela.

NO VIVEN EN SU MUNDO, VIVEN EN EL NUESTRO

"Por supuesto en este caso no quiero dejar de mencionar a dos personas que hicieron posible que este momento se llevara a cabo en la vida de Dante, porque les confieso que un año atrás no habría ocurrido. Al Dr. Diego Nicolás Sakr y la Dra. Nora Trivisonno, junto a Natalia Milanesio y a Árbol Genealógico, que hace 4 años conforman un grupo de profesionales que trabajan a diario con Dante para ayudarlo a comprender un mundo que no está preparado para convivir con la diversidad y la inclusión. Que siempre estuvieron ahí, a nuestro lado en cada batalla que tuvimos que enfrentar, festejando nuestros logros y conteniéndonos cuando no había progresos. Perdón si con mi texto me extendí demasiado, pero esta imagen transciende muchas barreras y no quiero perder la oportunidad de hacer visible lo que muchas familias hoy están atravesando. Y a ellos quiero hablarles. El autismo es parte de nuestra vida, con Dante aprendimos a vivir y ver el mundo de una manera diferente, que hay otras formas de procesar la información.

El autismo en sí no es un problema, el problema está en lo difícil que es para la sociedad aceptar la diversidad, que todo tenemos necesidades y deseos diferentes. El problema está en una sociedad desigual en derechos, que no aceptan que las personas con autismo tienen ni más ni menos, que los mismos derechos que una persona sin. Esta imagen que hoy recorre muchos grupos de familiares de personas con autismo es una demostración que nuestros hijos no viven en su mundo, viven en el nuestro, en el tuyo, en el mío. Que necesitamos involucrarnos más en la necesidad del otro, que muchas veces no es la propia. Que podemos lograr en conjunto una sociedad en la que todos podamos participar de lo mismo, a pesar de nuestras limitaciones. Dante esa noche llevó protectores auditivos. En el caso de mi hijo, si bien los estímulos visuales y auditivos lo lastiman, hace algunos años viene trabajando con su TO (terapista ocupacional) para que sea posible llevar una vida más normal en un ambiente que muchas veces es bastante hostil. Uno de estos ejemplos es el patio en el recreo, o mismo dentro del aula. O Cuando vamos al super o un shopping. Muchos padres que están viviendo lo mismo me entenderán. Pero hoy Dante ha avanzado mucho, hoy pudo estar ahí y podemos gritarlo a los cuatro vientos, que derribó muchos obstáculos. Que cada día que pasa nos sorprende y se sorprende a sí mismo".

LA INCLUSIÓN ES POSIBLE

"A todos los que se tomaron un tiempo en leerme, quiero dejarles un último mensaje. La inclusión es posible, pero necesitamos de todos, que cada uno de nosotros se comprometa de verdad para que un día no tengamos que hablar de inclusión. Ese día realmente podemos decir que lo logramos. Gracias a todos los que fueron testigos de estos años de no bajar los brazos, que nos apoyaron en cada batalla, gracias a quienes confiaron en mi hijo y lo acompañaron, gracias a mi familia, a mi papá, por querer hacer visible la condición de su nieto, por estar orgulloso de él. Gracias al club Estudiantes de La Plata, a la familia, a los hinchas, gracias a vos hijo, por ser mi maestro y mi guía en este camino, porque nadie mejor que vos sabe lo que es intentar superarse cada día, querer encajar en un rompecabezas que a veces se pone muy difícil. Porque a pesar de las barreras que te imponen, siempre ponés una sonrisa y tratás de ver lo mejor en las personas y me enseñás a tener paciencia, a informar en lugar de enojarme. Sos la perseverancia en persona. Sos mi amor y mi vida". Estudiantes de La Plata, una familia.

Ver más novedades