Fútbol Profesional • 15 mayo 2019

Una clase "de primera"

Gabriel MIlito brindó una charla, basada en aspectos tácticos, en la Escuela de Técnicos Osvaldo Zubeldía que dirige Juan Ramón Verón. El entrenador de Estudiantes se explayó sobre estrategias de juego en materia ofensiva. Gastón Fernández y Gonzalo Jara fueron "escuchas" de lujo

Ante un auditorio colmado, por alumnos, entrenadores, allegados y amantes del fútbol, el entrenador de Estudiantes Gabriel Milito participó de las charlas-conferencia que se llevan a cabo mensualmente en la Escuela de Técnicos Osvaldo Zubeldía, la cual es dirigida por una de las grandes glorias de nuestra institución: Juan Ramón Verón.

Los jugadores del actual plantel que conduce Milito, Gonzalo Jara y Gastón Fernández, ambos estudiantes de la mencionada escuela; fueron los "escuchas" más destacados del acto.

Junto con Gabriel Milito, se hicieron presentes en el Colegio Industrial, parte de su cuerpo técnico, Leandro Avila, Rodrigo Villalonga, más Christian Serrano quien no sólo es el analista de videos del plantel profesional sino que también cumple funciones de ayudante de campo del técnico estudiantil.

La presentación formal de Milito ante los concurrentes fue realizada por el otrora preparador físico de las divisiones juveniles del club Gustavo Arce y fue el propio entrenador pincha luego de llevar a cabo una introducción sobre lo que significaba para él participar de este tipo de ciclos destinado a futuros técnicos de fútbol, quien decidió iniciar su discurso acompañado de una serie de proyecciones basadas en acciones de juego que se dan en los partidos y que se trabajan en la semana de entrenamiento.

A lo largo de la charla, o mejor dicho prácticamente se convirtió en un monologo muy enriquecedor, Milito dio diferentes opciones para poder cumplir o resolver en lo que respecta a presiones en ataque, y sobre la triangulación que deben efectuarse ante acciones de inferioridad numérica o como jugar también con superioridad numérica.

Con el correr del video, especialmente preparado para la ocasión, el entrenador -que supo defender la camiseta de la Selección Nacional por varios años y que jugó el Mundial de Alemania de 2006- se explayó en los diferentes movimientos que se pueden llevar adelante, a partir de un paradigma, para contrarrestar una presión y cómo en caso contrario, presionar al rival para recuperar el balón y así contar con opciones para llegar al gol.

Sin existir ese ida y vuelta entre el "exponente" y los presentes, es decir esta vez no hubo preguntas-respuestas como suele ocurrir en este estilo de convenciones que organiza la Escuela de técnicos; Gabriel Milito hizo su correlato por casi dos horas donde la atención fue total y donde, el alumnado no dejó librado al azar y agradeció semejante clase con un cerrado aplauso.

 

Ver más novedades