Fútbol Juvenil • 6 junio 2019

"Trato de darle herramientas y formarlos como personas"

Martín Mazzucco lleva una vida dedicada al fútbol, y a Estudiantes. El técnico de la cuarta división habló de su rutina, sus días en el club y de la pasión de trabajar en el lugar que ama. "Estoy agradecido al club que me dio la posibilidad de demostrar y ser técnico de fútbol en Estudiantes", afirmó
Compartir

Primero fue jugador e hincha, y ahora mutó el jugador por el técnico, pero siempre con la camiseta de Estudiantes puesta. Dentro de la cancha en la década del 90, y entrenador en Divisiones Juveniles desde el 2009, Martín Mazzuco, "Mazzu" dentro de la gran familia Pincha, habló con el Sitio Oficial, en el medio de la competencia con su cuarta división. 

SU ACTUALIDAD Y SU ROL DENTRO DEL GRUPO

"Estoy contento, tranquilo, lo que tiene cuarta es que que se juntan categorías, y es el ultimo escalón a la Reserva o al profesionalismo,  después de varios años y el paso de las categorías. Desde mi rol trato de darle herramientas a los chicos y formarlos como personas, independientemente de que firmen o no contrato", manifiestó la cabeza de grupo de las categorías 1998-1999 y 2000.

DIRIGIR A LA CUARTA
Para muchos el equipo más complicado, por conglomerar varias categorías, y con chicos que se juegan la permanencia en el club, Mazzucco intenta ser franco ante un grupo numeroso, para que todos tengan chances de ganarse un lugar. "Cuando empieza el año establezco las pautas de trabajo, hay un desdoble de competencia en Reserva y Cuarta; uno trata de poner al que mejor está ellos lo saben, a veces en igualdad de rendimiento hay una prioridad para los que se juegan el contrato para que puedan jugársela. Siendo claro y sin haber nada raro la competencia se hace sana, y se forma un plantel competitivo", remarcó.
LA VIDA EN EL COUNTRY
"Arranco temprano, tengo a mis hijos en el colegio, los dejo 7:15 en el colegio del Country y me aboco a la jornada, a veces si entreno en segundo turno hago trabajos individuales con los chicos o en la computadora", explicó el ex jugador de Estudiantes en la década del 90, recordado dentro de la cancha, entre otras cosas, por su gol a Vélez en el José Amalfitani. "También planifico la semana, o los días de entrenamientos, a veces me quedo en la pensión, hablando con los chicos. Después trabajo en el curso de técnicos de la Liga, trato de estar lo más posible con mi familia. Tengo mucha vida familiar, cuando puedo consumo fútbol por fuera del club", agregó, marcando que detrás del técnico hay un hombre de fútbol, con tiempo repartido entre su casa, y su segundo hogar, el Country. 
TRABAJAR Y SER PARTE DEL CLUB
"Mazzu", como parte del área formativa del club, aboca parte de su rutina diaria a la planificación, el trabajo y la rutina con la Cuarta división.
"Todo tiene sus beneficios, su adrenalina. Soy muy activo y ansioso", confesó. Además, agregó que "uno siempre trabaja para que las cosas salgan bien; disfruto del club y de venir al Country, de trabajar con los chicos, hablar con ellos y los utileros. Compartimos momentos con los técnicos. Disfruto de mi familia, de salir, uno trata de disfrutar al máximo". Por otro lado, no quedan dudas que su lazo con Estudiantes va más allá de los 90 minutos de partido y el trabajo diario. "Estoy desde los 10 años en el club, es difícil despegarse, pasé por infantiles, juveniles y tuve la suerte de jugar en primera. El lazo con el club siempre está, uno trata de ser útil y aportar, escuchando a los que tienen experiencia, en el fútbol nadie tiene la verdad".
DESDE LA CUNA EN EL FÚTBOL
"Nunca me imaginé la vida sin el fútbol, nací con una pelota, siempre soñé con ser jugador y vivir de esto. Tuve esa posibilidad, no estoy salvado ni soy millonario. Si no hubiese sido técnico, me ofrecieron otras variantes. Estoy agradecido al club que me dio la posibilidad de demostrar y ser técnico de fútbol en Estudiantes", remarcó.
Ver más novedades