Oficina Virtual Oficina virtual
Hockey • 9 mayo 2020

Teorías de arbitraje

En la continuidad de los entrenamientos virtuales, los planteles de quinta y sexta del hockey femenino tuvieron una capacitación de reglamento con la jugadora y juez oficial de la AHBA Natalia Cóccaro

La actividad deportiva continúa su marcha sin ver acción en un rectángulo de juego. Mientras la cuarentena se extiende, el hockey femenino de Estudiantes sigue entrenando de manera individual y en forma virtual como sucede en la gran mayoría de las actividades del club. Así como se organizan prácticas físicas y de técnica individual para todas las jugadoras con ejercicios recreativos para aquellas que se inician en el deporte, también están aquellas charlas vía zoom con diversas personalidades del deporte. En la última acción grupal todo se centró en las reglas del arbitraje y quien tomó la posta para llevar adelante esta "enseñanza" fue Natalia Cóccaro, árbitro oficial de la Asociación de Hockey Metropolitano.

Cóccaro supo marcar la diferencia en el círculo superior del hockey femenino vistiendo la camiseta de Universitario; luego pasó por el ya desaparecido CUQ (Universario de Quilmes) y cerró su carrera en Estudiantes. Hoy está alejada del alto rendimiento aunque su amor por el deporte no cesa y por ello continúa defendiendo los colores rojos y blancos en el plantel de Cuarta División.

La disertación que tuvo como eje central la teoría del arbitraje de hockey, estuvo destinada a las jugadoras de los planteles de quinta y sexta de las tiras A, B y C. Es importante resaltar que cuando se desarrolla la actividad normal de la Asociación de Hockey, algunas equipistas tienen la "obligación" de arbitrar a las categorías formativas.

"Obviamente que aquellas que sean árbitros deben mostrar una buena actitud y presencia dentro de la cancha. Hay que ser lo más activa posible en el juego, y consistente en las decisiones que se toman de acuerdo a una infracción que se cobró", fue lo primero que remarcó Cóccaro una vez que se dio inicio a la charla.

"El sonido del silbato cuando estoy dentro de la cancha también es clave. Hay que hacerlo sonar fuerte porque esto denota que estamos firmes en nuestra decisión. Esto marca la seguridad del árbitro".

Uno de los puntos en los que se hizo hincapié fue en las responsabilidades que deben tomar las jugadoras cuando les toque "pitar" en un encuentro de divisiones menores. "Hay que tomarlo con el mayor compromiso, sobre todo porque hay mucha gente alrededor de la cancha que nos está mirando, desde jugadoras, entrenadores y padres..." explicó la experimentada jueza platense.

La charla llevó a que las jugadoras pinchas hagan su participación a través de preguntas, las cuales se basaron en todo lo concerniente al córner corto, a la posición de la receptora fuera del semicírculo del área, donde debe "frenarse" la bocha y el posterior disparo de la pegadora.

Otro de los puntos en los que se profundizó fue en la regla del flick, una acción muy particular en la cual la bocha vuela (tras la pegada desde la zona defensiva) por varios metros por el aire hasta llegar al jugador que debe recepcionarla. "Cuando hay un flick en vuelo, si yo soy defensora y ya sé a quien está dirigido, el árbitro tiene que tener en cuenta principalmente el lugar donde va a caer la bocha e identificar quien va a ser el receptor principal...así se evitan grandes discusiones."

También se hizo mención a las acciones en las cuales las jugadoras o jugadores se cruzan delante del conductor, y de quien busca defender la acción de ataque y que son sancionadas con infracción "de ataque".

El hockey es un juego dinámico pero con muchos cortes por faltas y que en oportunidades se "desconoce" el real significado del porqué de la sanción del árbitro. Por ello, mientras la actividad oficial se mantiene parada a raíz de la pandemia del COVID-19; es primordial conocer y repasar todas las reglas y el hockey pincha así lo hizo.

Ver más novedades