Fútbol Juvenil • 2 diciembre 2019

Reconocimiento, vuelta olímpica y ovación para la quinta y novena

Antes del encuentro de la Primera División ante Atlético Tucumán, se distinguió a la quinta y novena divsiión por su gran desempeño en la Superliga de Juveniles. Todo el estadio de UNO ovacionó a nuestros pibes

En el momento de mayor ebullición de la tarde del sábado, minutos antes de que Estudiantes salte a jugar el primer partido oficial en UNO, se realizó un merecido reconocimiento a los planteles de las categorías 2001 y 2005, que en los torneos de quinta y novena división obtuvieron el campeonato y subcampeonato respectivamente.

Los pibes de hoy son los jugadores profesionales de mañana, y mientras continúan luchando por el sueño máximo, los chicos de quinta y novena recibieron una merecida ovación en el estadio Jorge Luis Hirschi. Uno por uno, la voz del estadio empezó a nombrar a los integrantes de ambos planteles, que recibieron un caluroso abrazo dentro del campo de juego, ante la atenta mirada de todos los hinchas de Estudiantes.

Primero fue el plantel de Leandro Testa quien ingresó al terreno en UNO, para ser saludados por el presidente Juan Sebastián Verón e integrantes de la Comisión Directiva, y lucir orgullosos la camiseta de Estudiantes, la misma con la que llegaron a la final y obtuvieron el segundo puesto de la Superliga. Luego, los categoría 2005 armaron un pasillo de honor, para que ingrese la quinta división campeona. Con el cuerpo técnico de Maximiliano Marquestaut a la cabeza, los chicos de la 2001, junto a la novena, dieron la vuelta olímpica y recorrieron todo el perímetro del campo de juego de UNO. Los pibes de Juveniles, que edifican su ilusión en base a esfuerzo y sacrificio, ya saben lo que es estar en un estadio Hirschi repleto. El sueño está en repetir este episodio el día de mañana, como jugadores profesionales de Estudiantes. 

Ver más novedades