Oficina Virtual Oficina virtual
ADN • 11 mayo 2020

Paula Pareto: el desafío de estudiar y ser deportista

La judoca y médica habló con Juan Sebastián Verón, en un vivo de Instagram y contó cómo vive el parate de la actividad por la pandemia mundial. Campeona del mundo y medallista olímpica, recordó sus inicios y el sacrificio que realizó para competir en el alto nivel y recibirse en una carrera universitaria: "Yo nunca me puse en la cabeza no poder", aseguró.
Compartir

En una nueva charla del Presidente del club con personalidades destacadas de distintos deportes, Paula Pareto fue la invitada y dejó muchas enseñanzas en base a su experiencia, que la llevó a lo más alto del judo, al mismo tiempo que desarrollaba la exigente carrera de medicina.

TRABAJO Y DEPORTE

La judoca de 34 años y que supo ser deportista albirroja, relató cómo es hoy su actividad diaria y cómo combina el judo con la medicina: "Estoy muy acostumbrada a no estar en casa. Ahora aprovecho cosas que antes no podía. Al principio costó porque estábamos a tres meses de competir, pero una entiende que puede pasar. Habrá que entrenar, dar el 100% y eso es lo que hago, sabiendo que el judo es un deporte de contacto. Creo que va a ser uno de los últimos que va a volver a la actividad. Mientras, seguimos con un esquema no habitual en el hospital donde trabajo".

EL COMIENZO

Ganadora de una medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 y de una medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, Pareto rememoró sus inicios y el devenir de su carrera: "Arranqué a los 9 años, siendo socia de un club cerca de casa en San Fernando y comencé con el judo, que es un deporte que te enseña a defenderte. Después hay un montón de cosas que son parte del sacrificio de la familia y personal. A nivel nacional me iba bastante bien, pero cuando había que salir afuera tenía que poner plata. Pude hacerlo al cobrar un seguro de cuando me robaron el auto. Después, cuando entrenaba en Estudiantes iba en colectivo porque no tenía movilidad. Eso forma parte del crecimiento".

UNA VIDA ENTRE EL DEPORTE Y LA UNIVERSIDAD

"Terminando el colegio estaba decidida a estudiar medicina. Para mí no había muchas dudas. No veía el porqué de elegir una u otra cosa. Yo nunca me puse en la cabeza no poder. Tuve la suerte que siempre me apoyó mi familia porque viví de mis padres, y el deporte amateur tampoco es la gloria por más que tengas una beca. Desde el principio fue conflictivo para la gente, que no entendía", relató.

"Me organizaba las materias. Sabía que iba a ir retrasandome porque competía y viajaba. Me lo tomé con calma y las cosas fueron saliendo bastante bien. En algunas materias me quedé libre porque no justificaban que representara al país. Hoy eso ha cambiado y me alegro, por eso y por los chicos que lo pueden disfrutar. La elección fue hacer las dos cosas", agregó.

APORTAR EXPERIENCIA

Ilusionada con aportarle todo su conocimiento al deporte argentino una vez que decida su retiro, Pareto reconoció: "Me gustaría seguir vinculada al deporte, con un equipo de trabajo, para aportar la parte técnica. Después, todo lo que sume, está bueno. Hoy hay muchos chicos que tienen ganas en el judo, que se esfuerzan en el día a día y prestan atención. Hay buenos resultados en las categorías senior, pero hay todo un proceso. En el futuro creo que también la van a tener los mayores".

Ver más novedades