Oficina Virtual Oficina virtual
Basquetbol • 28 febrero 2020

Partido clave para el despegue

Estudiantes, que viene de ganar en Pergamino, recibe a Unión Vecinal por la décimo octava fecha del Torneo Federal de básquet. El conjunto pincha buscará volver a meterse en los puestos de clasificación a Play-Off

Estudiantes se juega mucho más que dos puntos esta noche en el Estadio Jorge Luis Hirschi. Se juega su futuro en lo que a la futura clasificación a Play-Off de la División Bonaerense de trata. Desde las 21.30 y por la fecha 18 del Torneo Federal, el quinteto pincha recibe a Unión Vecinal.

Los pupilos de Mauricio López llegan a este compromiso tras dar un paso muy importante fuera de casa al derrotar en tiempo extra a Pergamino Basket. Dicha victoria sirvió además para romper una racha adversa de cuatro caídas en fila.

El presente pincha dejando de lado el triunfo en Pergamino no es el esperado y por esta simple razón es que el encuentro de esta noche en UNO cobra mucha importancia para Estudiantes. No sólo por lo que representa jugar con Unión Vecinal, sino porque otro paso positivo volverá a meter al equipo en una posición expectante de cara a su objetivo primario que es acceder a los Play-Off de la división. Claro que este cotejo es clave, pero también lo será el que debe afrontar en una semana cuando vuelva a estar cara a cara con Unión de Mar del Plata.

El partido ya de por sí tiene un aditamento especial por todo lo que han disputado en la última década Estudiantes y Unión no sólo en el Federal sino también en la liga platense. Cada uno se lo toma con diferentes matices, pero el Pincha tiene que lograr el despegue tan anhelado y sobre todo de local donde, desde que inauguró el Polideportivo de 1 y 57, apenas ganó un cotejo. Ahora bien, donde estará la clave para superar con creces el pleito de esta noche: en la concentración.

Sin lugar a dudas que, si Estudiantes juega concentrado de raya a raya, no se desequilibra en ataque, logra que Vallejos sea preponderante en la zona pintada, pero también con sus tiros de media distancia, el equipo podrá llevar al partido por los rieles que más le conviene. Claro que también el aspecto defensivo tiene que ir de la mano de la citada concentración. Si los pupilos de López defienden duro a Mariano García, le cortan el circuito en la línea de pase, Marin no juega cómodo y Juani Bruno y López o Castro hacen valor su potencial bajo el cesto, todo será mucho más simple.

Estudiantes ya no carga con esa mochila pesada de no poder ganar o de superar cuatro caídas consecutivas. Ahora sólo debe ser compacto, sólido, no enloquecerse si los ataques estacionados no son rentables en el tanteador; porque desde su convencimiento en el juego colectivo puede dar ese salto de calidad que se espera.

 

Ver más novedades