Estadio • 30 noviembre 2019

Lo imposible lo hicimos posible: volvimos y vivimos una fiesta

La familia Pincha disfrutó una jornada única y emotiva en el primer partido oficial en UNO
Compartir

14 años, 3 meses y 2 días después, la familia Pincha volvió a vivir y sentir el fútbol en casa. La previa, la llegada a la esquina de siempre, la de toda la vida, las semillitas, las camisetas, el reencuentro, el abrazo con tu viejo, con tu hermano, con tu abuelo, con aquellas personas que compartiste momentos inolvidables; el momento de quienes conocieron 1 y 57 por primera vez. La emoción del retorno. Porque lo imposible lo hicimos posible. ¡Volvimos para siempre y UNO fue una fiesta!

EL COLOR Y EL CALOR DE LA VUELTA A CASA

Desde temprano, la familia albirroja comenzó a llegar a UNO para teñir con los colores de toda la vida cada rincón del nuevo estadio. Banderas, globos y la preparación de un recibimiento memorable para el equipo que inauguró 1 y 57. Los cánticos, la alusión al sueño hecho realidad y una previa que incluyó reconocimientos para todas las generaciones.

Los Héroes de Old Trafford, Juan Ramón Verón, Pachamé, Bocha Flores y Bambi Flores se llevaron una de las grandes ovaciones de la tarde cuando pisaron el campo de juego. Luego llegó el turno de los recientemente consagrados campeones de la quinta división, que obtuvieron el título luego de vencer a Boca en la final de la categoría.

CON EL DOCTOR BILARDO DE TESTIGO

La estatua homenaje a Bilardo, ubicada en la línea central, en el ingreso al paseo de Avenida 1 y resguardada por una caja de vidrio, también fue testigo de un sábado en el que uno de los emblemas de la historia del club acompañó a través de su justa y merecida distinción. Frapera a un costado y la alusión al recordado "Gatorei", la figura del Doctor fue uno de los atractivos de la tarde.

SENTIDO DE PERTENENCIA

El momento más destacado y que quedará en la retina y el corazón de cada hincha fue el instante en el que los jugadores saltaron al campo de juego, y se descubrió una de las grandes sorpresas: un telón desplegado desde lo más alto de los palcos y plateas de 1, con la leyenda "Sentido de pertenencia" y "Solos contra todos", que acompañaba las imágenes inmortales de los queridos Cacho Malbernat, Tata Brown y el Ruso Prátola.

Otras tres banderas gigantes en las cabeceras de 55 y 57, respectivamente, y la tercera en 115, enmarcaron una fiesta única, en la que no faltaron los globos, el característico humo rojo y el aliento de la gente.

Ver más novedades