Fútbol Profesional • 30 noviembre 2019

¡Llegó el día!

Cuando el reloj marque las 17.35 Estudiantes debutará oficialmente en el Nuevo Estadio Jorge Lus Hirschi. Luego de 14 años el Pincha retorna a UNO, retorna a casa y para siempre. El rival, el siempre complicado Atlético Tucumán

Y el día llegó. De aquel 28 de agosto de 2005 a este 30 de noviembre de 2019 pasó mucha agua por debajo del puente, pero qué importa ahora eso ya que cuando el reloj marque las 17.35 Estudiantes volverá a ser local en 1 y 57 y para siempre. El rival en este retorno es Atlético Tucuman, elenco de gran campaña y que año a año se va refundando sea quien sea el entrenador.

Otro hecho que quedará marcado y para siempre, es que Diego Abal será el juez de este partido tan importante para la historia de nuestro club.

Estudiantes viene de sufrir un duro golpe el pasado lunes a manos de Colón, en lo que fue una de las mejores producciones colectivas del equipo en lo que va de su campaña. Pero como el fútbol lo manejan los resultados el Pincha se volvió con las manos vacías de Santa Fe.

Para hoy Milito no sólo debe apuntar a lo anímico o mejor dicho a qué sus dirigidos completen una producción similar a la del lunes y que le dé buenos dividendos, sino que a la vez tiene la obligación de acomodar la defensa a partir de la baja obligada por expulsión de Jonatan Schunke. El fondo debe acomodarse sin un referente y justo en un encuentro donde el rival posee gente con mucha experiencia en esa zona: Toledo, Castellani y Melano.

Lo que vivió el Pincha el pasado lunes tiene que ser tomado de aprendizaje para que no vuelva a ocurrir y al mismo tiempo para saber pisar el acelerador cuando el partido lo amerita y de esta manera dejar sin opciones al rival de turno. Claro que el rival no es el mismo, las condiciones no son las mismas y la adrenalina tampoco porque todos y cada uno de los que salten al terreno de juego hoy tendrán un cosquilleo muy particular porque serán futbolistas que quedarán marcados para siempre en la historia grande de nuestra institución.

Hoy no importan los nombres, los intérpretes o la oncena que mande a la cancha Milito, lo que realmente sobresale es el retorno a UNO y que la fiesta sea de la mano de una producción de alto vuelo y un resultado que termine siendo la frutilla del postre.

Sin dudas será una fiesta. Luego de 14 años Estudiantes vuelve a 57 y 1. Será para siempre, será como volver a vivir aquellas tardes gloriosas de la década del 60, 70, 80, 90 o las majestuosas noches de Copa Libertadores. El futuro ya llegó, todo lo que se soñó en 14 años se cumplirá esta tarde cuando Diego Abal haga sonar su silbato y la pelota vuelva a roda en el Jorge Luis Hirschi. El sueño se hace realidad...

 

Ver más novedades