Historia • 8 julio 2019

La hazaña contra Gremio

Se celebran hoy los 36 años de la remontada histórica de Estudiantes frente a Gremio por la Copa Libertadores de 1983. Aquel partido terminó 3-3 luego de que el Pincha estuviese abajo 3-1 y con 4 jugadoras menos
Compartir

Cuando se habla de hechos épicos en la historia del club hay un partido y un resultado que inmediatamente renace. ¿Cuál?: El 3-3 frente a Gremio por la Copa Libertadores 1983 y hoy se cumplen 36 años de esa maravillosa gesta del equipo de Eduardo Luján Manera que con tan sólo siete jugadores empató el partido frenta a quien a la postre sería el campeón de América.

Con un estadio Jorge Luis Hirschi desbordado de gente, que soportaron el frío intenso de aquel 8 de julio de 1983, Estudiantes se jugaba ante Gremio la gran chance de acceder a la ronda final de la Libertadores.

El partido fue extraño desde el pitazo inicial. Previo a dar comienzo el cotejo, el árbitro uruguayo Da Rosa sacó una amarilla y en escasos minutos expulsó primero a Marcelo Trobbiani y luego a José Daniel Ponce. Con nueve jugadores, Estudiantes fue el dueño de las acciones y Sergio Gurrieri confirmó esa supremacía al poner el 1-0.

Gremio, a poco de culminar el primer tiempo, llegó al empate y lo peor estaba por venir. A los 17 minutos Estudiantes perdía 3-1 y, el "sensible" juez charrúa expulsó primero a Julián Camino y luego a Hugo Tévez. Así el sueño de seguir en la Copa se iba esfumando, hasta que la mística dijo presente en 1 y 57.

Con siete jugadores Estudiantes acorraló a Gremio. Sabella, Russo y Agüero encabezaron las ofensivas y fue el Chango Gurrieri, quien tras un centro de Guillermo Trama, puso el 2-3. Minutos más tarde Miguel Russo tomó un rebote en la puerta del área y marcó el 3-3. Delirio total para las más de 30 mil almas que coparon el estadio pincha.

Ese 3-3 fue heroico, épico, algo que jamás otro equipo pudo igualar. Si bien Estudiantes luego quedó eliminado de la final al no poder ganar en Colombia (Gremio finalmente se quedó con el título), el empate con los brasileños y con sólo siete jugadores en la cancha quedará marcada a fuego no solo en los hinchas albirrojos, sino en todos los fanáticos de la Copa Libertadores.

Remontadas como esas se recuerdan pocas en el mundo del fútbol y, como no podía de ser otra manera, la logró Estudiantes.

Ver más novedades