ADN • 12 julio 2015

"ESTUDIANTES FUE DE LO MEJOR QUE ME PASÓ"

Supo ser capitán y referente del equipo cuando retornó Bilardo al club en el 2003. Estuvo en el centenario de Estudiantes, jugó Sudamericana y Libertadores y fue parte del plantel que sentó la base del equipo que luego sería campeón en 2006. Daniel Cáceres, actualmente como manager de Cerro Porteño, en un mano a mano exclusivo con el Sitio Oficial.
Compartir

Atiende con beneplácito y automáticamente la alegría se le nota en la voz cuando escucha que se trata de Estudiantes. Compañeros, amigos, anécdotas y el orgullo de haber sido dirigido por Carlos Salvador Bilardo son algunos de los recuerdos que se le vienen rápido a la cabeza. Daniel Cáceres, ex capitán y referente del equipo desde el 2003, que resurgió de la mano del "Narigón" y que años después sentaría las bases del campeón del 2006, repasa su carrera en La Plata con orgullo y sitúa su paso por el Pincha como uno de los logros más importantes de su carrera.

DE FUTBOLISTA A MANAGER

Atrás quedó el aguerrido defensor, aunque con el mismo temperamento e igual actitud defiende a Cerro Porteño desde el lugar que le toca. Acomodándose a su nuevo rol como manager del conjunto paraguayo, Cáceres revela de qué trata su presente después del fútbol profesional: "Ahora me estoy desempeñando como manager en Cerro Porteño y lo hago desde principios de este año. Nos tocó salir campeones en esta primera gestión y ya estamos clasificados para la Copa Libertadores del año que viene, así que contento. El año pasado estuve en Nacional, en el cuerpo técnico y nos fue muy bien; metimos un campeonato y un sub-campeonato jugando la final de la Libertadores con San Lorenzo. Ahora mi trabajo es más ejecutivo pero disfruto del nuevo desafío".

RECUERDOS IMBORRABLES EN ESTUDIANTES

Si bien no le tocó ser campeón en el club, el título del 2006 lo sintió en parte como algo propio. Dani Cáceres se encariñó y mucho con el Pincha, y el ADN albirrojo lo marcó de sobremanera en su vida. Agradecido, el ex defensor pincharrata repasa su llegada a La Plata y su paso por la institución: "Recuerdo que cuando llego en el Clausura del 2003, Estudiantes había hecho muy pocos puntos. Empezamos a trabajar, a hacer un equipo más sólido. Comenzamos con "Cacho" Malbernat y después vino Bilardo que fue cuando repuntamos y terminamos el torneo con 28 puntos. Fue el puntapié inicial para después pelear varios torneos hasta el final. Jugamos Libertadores, Sudamericana, me tocó estar en los 100 años del club también que me tocó vivirlo como capitán del equipo. Para mi es una satisfacción y algo que nunca voy a olvidar. Guardo mis recuerdos más entrañables. Pasé grandes momentos".

EL PRIVILEGIO DE HABER TENIDO A BILARDO Y SER CAPITÁN DEL EQUIPO

Casi como si fuese una estrella en su carrera, haber llevado la cinta de capitán lo toma como un palmarés. Cáceres da cuenta de la impronta de Bilardo y de la valía que tuvo para él para liderar dentro de la cancha al equipo durante muchos años, incluso al punto de ponerlo a la altura de haber defendido los colores de su Selección: "Lo de Bilardo fue fantástico por la repercusión que tuvo en la ciudad, en el club y en mis compañeros. Fue muy lindo compartir con él. Doy fe del plus que le da a Estudiantes la presencia de Bilardo, como lo es la de Sebastián (Verón). Son innumerables las anécdotas con el 'Narigón', las concentraciones largas con pibes como Sosa, Carrusca, Basanta. Fueron años realmente muy buenos. Llevar la cinta de capitán durante tantos años en Estudiantes sin dudas que hoy, haciendo un análisis de mi carrera, fue una de las satisfacciones más grandes junto con vestir la camiseta de mi Selección. Todos los años que viví fueron algo muy lindo para mi".

"LOS TENGO SIEMPRE EN EL CORAZÓN"

La antesala del título del 2006 lo tuvo, por circunstancias de la vida y del fútbol, yéndose del Pincha. Sin embargo, no por eso la gratitud fue menor. Cáceres valora no sólo haber conocido grandes compañeros, sino también hacerse de amigos en la ciudad a quienes hoy visita cada tanto y guarda en lo profundo de su corazón: "Cuando vino Sebastián (Verón) terminamos dándole el plus que necesitaba el equipo para salir campeón. Vivirlo de lejos fue como si estuviera presente por todo lo que quise a Estudiantes, lo que le di y también todo lo que me dio. Hasta el día de hoy es de lo más grande que me pasó en mi carrera además de jugar con la Selección de mi país. Estudiantes siempre va a ocupar un lugar en mi corazón profesionalmente y ni que decir en cuanto a los afectos. He conocido grandes amigos en La Plata que hasta hoy sigo frecuentando y a los que no los veo los tengo siempre en el corazón y en el recuerdo".

Axel Damian Padilla

Ver más novedades