Oficina Virtual Oficina virtual
Fútbol Femenino • 14 abril 2020

"Estoy preparada para lo que se viene y lista para ayudar"

En una entrevista exclusiva con el Sitio Oficial, la futbolista Carla Singano se refirió a la situación de la pandemia en nuestro país y su rol como personal de salud.
Compartir

El mundo entero lucha frente a un "enemigo invisible" y los profesionales de la salud son quienes están en el frente de batalla, trabajando cada día a la espera del pico máximo de casos de coronavirus. Carla Singano, quien vestirá la camiseta de Estudiantes cuando se reanude el Torneo Rexona, vive de cerca la crudeza de la pandemia en una clínica platense. "Si la institución me necesita, estoy dispuesta a colaborar", aseguró.

Carla es licenciada en instrumentación quirúrgica y técnica en hemodinamia. Aunque no atiende directamente a enfermos de Covid-19, asiste todos los días a una institución donde la semana pasada se descartó un caso sospechoso. "Por ahora la situación está bastante tranquila porque no tenemos ningún caso confirmado. Trabajo en un servicio que no recibe pacientes directos, los recibo una vez que ingresan a la unidad coronaria", contó. Si bien transita este momento con mucha tranquilidad, aseguró estar preparada para enfrentar la situación y en el sector que la requiera.

Su rutina apenas se modificó porque continúa atendiendo a sus pacientes coronarios, estudiando Medicina y entrenando en su casa para no perder el ritmo. "Solamente trabajamos con la urgencia, tomando los recaudos y prevenciones antes de ingresarlo a la sala", señaló. Su mamá, enfermera de casi 60 años que cumple funciones en la misma clínica, vive el momento de otra manera. "Ella está entrando en grupo de riesgo. Está asustada porque también tiene que ir a la institución por las cirugías de urgencia. Ve la situación con miedo", expresó Singano.

La preocupación se extiende a sus familias y seres queridos "estamos más expuestas, al estar activas y en contacto con el sistema de salud". Por eso es que cuando la enfermedad llegó al país, Carla y su mamá tomaron todas las medidas recomendadas para disminuir el riesgo en sus hogares: "tengo una sobrina muy chiquita y con mamá ya habíamos decidido no verla por las dudas, porque el virus es asintomático".

EL HOMENAJE AL PERSONAL DE SALUD

Cada día a las 21.00, el masivo aplauso en homenaje al personal de salud que trabaja para controlar la pandemia, se escucha en simultáneo en todas las ciudades del país. Carla se emociona con el gesto y se involucra como una vecina más: "salgo a la ventana a aplaudir a todos mis compañeros, al personal de salud y personal de seguridad, a los recolectores de basura y a todos los que trabajan a pesar del aislamiento. Nosotros no podemos dejar de trabajar porque el país necesita que estemos activos". Sus seres queridos, incluso, le hacen llegar cálidos saludos a través de mensajes de whatsapp: "en el grupo de la familia siempre me aplauden y mis amigas también me reconocen todo el tiempo".

Los especialistas comparan esta situación con una maratón, cuya línea de llegada aún se ve muy lejana. En ese sentido, dijo: "estoy preparada para lo que se viene y lista para ayudar porque el pico se va dar en cualquier momento". Más allá de la incertidumbre que genera la propagación de un virus desconocido para todos, Carla compartió una mirada optimista a largo plazo. "El sistema de salud en Argentina va a cambiar mucho, para mejor, va a llevar un largo tiempo, pero tengo fe".

SU REGRESO AL CLUB

Singano desembarcó en el club proveniente de Nueva Alianza, realizó la pretemporada con el plantel y completó los estudios médicos para incorporarse al plantel y disputar Torneo Rexona. A la espera de la reanudación de la actividad, para finalizar los trámites administrativos en AFA, organiza su rutina diaria para poder estudiar Medicina, entrenar en su casa y trabajar en la clínica. "Mi vida es un poco sobrecargada", señaló.

Respecto a su regreso a Estudiantes, manifestó: "tengo muchos sentimientos encontrados. Jugué hasta el 2009 y fueron 13 años en los que viví un montón de cosas. No teníamos ni un cuarto de lo que se puede ver ahora". Además, recordó la lucha que emprendió junto a Bettina Stagñares, actual coordinadora de la disciplina, quien fue su compañera y entrenadora, "para conseguir pelota, ropa y hasta un lugar para entrenar".

En el cierre expresó su alegría por tener la posibilidad de jugar al fútbol en la era semiprofesional. "Este es un club en el que estuve muchos años y competir en AFA es muy lindo para una persona que ama el fútbol como lo amo yo. Estoy muy contenta y dándome la oportunidad de vestir otra vez la camiseta de Estudiantes", concluyó.

 

Ver más novedades