ADN • 1 septiembre 2019

"Espero que todos los pincharratas podamos disfrutar de UNO"

Marcos Angeleri visitó las obras del Nuevo Estadio y palpitó la vuelta a casa junto al Sitio Oficial
Compartir

Dejó su Treinta de Agosto natal y desembarcó en La Plata con un sueño a cuestas. Estudiantes se convirtió en su segunda casa y el demo de 1 y 57 lo cobijó como parte de la familia Pincha. Se formó con el ADN rojo y blanco, debutó en primera, disputó el último partido que se jugó en el Jorge Luis Hirschi, fue protagonista del reencuentro con la gloria en el Apertura 2006 y también de la conquista de la Libertadores 2009. Marcos Angeleri tiene toda una historia de vida ligada al club que lo forjó como futbolista y como persona. Hoy, a menos de 70 días para la vuelta a UNO, el ex defensor albirrojo visitó las obras del Nuevo Estadio y palpitó la vuelta a casa junto al Sitio Oficial: "Que Estudiantes hoy pueda tener su estadio me pone muy contento y espero que todos los pincharratas lo podamos disfrutar".

UNA VIDA EN EL DEMO DE 1 Y 57

Cada rincón le trae recuerdos. La estructura aún vigente del demo le hace revivir su juventud y un sinfín de momentos vividos: "Yo no sólo jugué, sino que además también viví en 1 y 57. Es algo fuerte porque estuve alrededor de 2 años en la pensión cuando Estudiantes la tenía en UNO y para nosotros era estar todo el día ahí. Incluso los fines de semana hacíamos changas los días de partido para vender gaseosas o golosinas, o limpiar la cancha después de los partidos".

"Para nosotros, que jugábamos en inferiores, tener el partido de primera en directo era sumamente emocionante. Lo veíamos y anhelábamos poder jugar y que los chicos de la pensión que nos seguían a nosotros les pase exactamente lo mismo. Yo lo viví desde afuera y después tuve la posibilidad de jugar, por eso me alegra muchísimo que podamos volver a contar con el estadio", recordó el ex defensor albirrojo en un mano a mano con el Sitio Oficial.

SUS PRIMEROS PASOS EN PRIMERA, EN CASA

Sus primeros pasos en primera división con la camiseta de Estudiantes llegaron en un momento complicado para el club aunque, junto al grupo de jóvenes formados en las inferiores, sentaron las bases del plantel que sacó al equipo adelante y lo devolvió a los primeros planos tanto a nivel local como internacional: "A la tarde nos sentábamos a tomar mates en las tribunas y mirábamos la cancha, aunque no hubiera partido y pensábamos en el día que nos tocara jugar, que es algo que le pasa a todo jugadores en inferiores que tiene el sueño de llegar a primera. Después me tocó hacer la escala de hacer la reserva, que antes era el preliminar, hasta la primera".

"Los resultados y el tema de los promedios no estaban a favor nuestro, entonces fue una época difícil en la que le pusimos el pecho y tratamos de sacar la situación adelante y por suerte así fue y así se dio. Pavone, el Chavo Desábato y yo vivimos en 1 y 57, Damonte también, Gelabert, Krupoviesa, el Tecla Farías. Es algo especial para nosotros y para nuestra camada, que tuvimos la oportunidad de criarnos ahí y jugar es algo especial. Nos encariñamos mucho".

EL ÚLTIMO PARTIDO EN EL VIEJO ESTADIO

Uno de los orgullos que guarda en su corazón y que mantiene vigente en su memoria se remonta a aquel último partido disputado en el viejo estadio. El 28 de agosto del 2005, con el triunfo 1-0 en el clásico ante Gimnasia, el club jugaba su capítulo final en 1 y 57, antes de iniciar un camino de sacrificio, lucha y arduo trabajo para volver a casa: "Me acuerdo del clásico, que lo pudimos ganar 1-0, que veníamos con resultados un poco adversos en esa época y salíamos de una transición de pelear los torneos por el descenso. Ese último período acá fue bastante positivo porque empezamos a entrar en Libertadores, volvimos a ser competitivos a nivel internacional e hizo que se desencadene todo lo que vino en adelante".

"LA GENTE VA A PODER DISFRUTAR MUCHO MÁS Y VA A ESTAR ORGULLOSA DE LO QUE SE CONSIGUIÓ"

Con el 9 de noviembre cada vez más cerca, Angeleri palpitó como un hincha más el regreso a UNO y valoró: "Es lo que demanda la modernidad. Tener un presidente que conoce a la perfección porque ha tenido la posibilidad de estar mucho tiempo en Europa y en clubes muy importantes, sabe lo que es, sabe cómo se maneja y los pro que puede llegar a tener el estadio. No tengo dudas que la gente lo va a poder disfrutar mucho más y va a estar orgullosa de lo que se consiguió".

"Es emocionante. Me impactó muchísimo porque de la última vez que vine hasta ahora encontré un avance enorme. Yo vivía acá y la cancha era totalmente distinta. Del último partido que jugamos acá a ahora y me tocó ser parte pasó mucho tiempo. Que ahora sea posible es un orgullo, más que nada por la identificación que tengo con el club. Que Estudiantes hoy pueda tener su estadio me pone muy contento y espero que todos los pincharratas lo podamos disfrutar", resaltó.

"ESPERO PODER SER PARTE Y COMPARTIRLO CON TODA LA GENTE DE ESTUDIANTES"

"Espero poder ser parte de todo esto, estar, compartirlo, con toda la gente de Estudiantes, mis ex compañeros que hoy son amigos, y creo que va a ser un lindo momento, gratificante. Seguramente las sensaciones las voy a vivir en ese momento".

Ver más novedades