Oficina Virtual Oficina virtual
Historia • 12 mayo 2020

El gol de Bossio, una hazaña jamás igualada

Un 12 de mayo, pero de 1996, "Chiquito" quedaría en la historia grande de Estudiantes y el fútbol argentino: de cabeza anotó el empate ante Racing en el último minuto. Fue el primer arquero que convirtió un tanto de jugada. Nadie aún lo pudo equiparar
Compartir

¿Quién puede olvidar aquel 12 de mayo de 1996? Se jugaba la fecha nueve del Torneo Clausura. Estudiantes perdía en Avellaneda 1-0 ante Racing  y todo indicaba que así iba a culminar el cotejo. Pero fue Carlos Bossio quien torció el rumbo de la historia y marcó un hito dentro del fútbol argentino jamás igualado. Chiquito conectó de cabeza un centro desde la izquierda y no sólo decretó el 1-1, sino logró que este gol, sea una de las anotaciones más recordados del fútbol argentino.

Tras el ascenso a Primera en 1995, y la posterior asunción de Daniel Córdoba como entrenador, Estudiantes comenzó a asentarse nuevamente en la máxima categoría a base de buenas actuaciones. Esto lo llevó a hacer una gran campaña en el primer semestre de 1996 e ilusionarse por un momento con poder pelear el torneo.

En ese recordado partido en el Cilindro, el Pincha marchaba primero. Racing en su casa siempre fue una presa complicada de cazar para Estudiantes. La Academia se puso a través del Lagarto Fleita.

Los minutos corrían y los dirigidos por Córdoba no podían lograr la igualdad. La multitud que colmó el Cilindro veía esfumarse el partido y por ende la cima del certamen. Pero a falta de un minuto para el final, Bossio pidió ir a cabecear en el último córner del juego para Estudiantes.

Llegó el centro, rechazó de la defensa racinguista y nuevamente al córner. La pelota lo volvió a tomar Marcelo Couceiro, y  Chiquito se quedó al nuevo lanzamiento. Fue allí cuando saltó más alto que todos en el corazón del área y puso su cabeza para poner el 1-1 y hacer explotar la tribuna visitante.

Eduardo Alterio (Chacarita), Alberto Parsechian (Independiente de Trelew, 1972), José Luis Chilavert (Vélez) y Marcelo Yorno (Estudiantes, 1993) fueron otros guardametas que marcaron goles (pelota detenida) en la historia del profesionalismo, pero aquel cabezazo de Chiquito quedó en la historia del fútbol argentino como el primer gol de un arquero de jugada. Hoy, a 24 años, nadie pudo igualar semejante hazaña de Carlos Gustavo Bossio

Ver más novedades