Medios de Comunicación • 22 agosto 2019

Christian Rudzki, bicampeón de América, dijo presente en Acá hay una Escuela

El programa radial pincharrata conversó con el ex jugador de Estudiantes y primer europeo en ganar la Copa Libertadores, bajo la conducción técnica de Osvaldo Zubeldía en aquella época dorada
Compartir

Christian Rudzki visitó los estudios de La Cielo 103.5 para dialogar en Acá hay una Escuela acerca de las conquistas de la Copa Libertadores 1969 y 1970, su amor por el Pincha y Osvaldo Zubeldía, la vuelta al Estadio Hirschi y mucho más.

Para comenzar, Rudzki dijo: "Llegué a Estudiantes en 1969. Zubeldía fue a verme jugar en Deportivo Español. Ese día estaba rengo y le decían '¿cómo vas a comprar a un rengo?'. Hice un gol, entonces Osvaldo respondió: '¿Vieron? Hay que comprarlo, hasta rengo hace goles'. Así fue mi llegada al club". También reveló: "Me convertí en el primer europeo que ganó la Copa Libertadores. También fui el primer argentino en jugar en la Bundesliga  Soy checoslovaco, pero me nacionalicé porque no me dejaban formar parte de la Selección Juvenil".

 

Con respecto a cómo vivió aquella época dorada de Estudiantes, comentó: "Nosotros salimos campeones de todo muy jóvenes. Las charlas técnicas de Zubedía fueron algo que solo viví en Estudiantes. Nos indicaba a quién había que marcar, cada aspecto del rival. Cuando entraba a la cancha sentía que no podíamos perder. Recién ahora puedo dimensionar lo que logramos. Me agradó mucho participar de ese equipo y haber ganado la Libertadores. Si no hubiese fallecido Mangano y se quedaba Zubeldia, éramos campeones otra vez. Ganar se había vuelto una costumbre".

Palpitando la inauguración del Estadio Hirschi el próximo 9 de noviembre, Rudzki argumentó con mucha felicidad: "Le dije a toda mi familia que tiene que venir a la inauguración del estadio, están haciendo los arreglos para que puedan ir todos. Hoy no estoy para jugar, podría en silla de ruedas (risas)".

Entre tantas anécdotas, recordó una durante la final de la Copa Intercontinental 1970 ante Feyenoord: "Zubeldía me mandó a calentar a los 20 minutos del primer tiempo. En ese momento, Conigliaro erró un gol y Osvaldo me dijo: 'No te puedo hacer entrar, no lo puedo sacar a Marcos'. Era un técnico fiel a sus jugadores"

También recordó a Oscar Malbernet: "Cacho fue el que mejor me recibió cuando llegué a Estudiantes, se portó como un gran capitán. Un día le rompí el tapizado del auto, me quería matar (risas)". Y tuvo palabras para Carlos Bilardo: "Cuando lo querían echar de la Selección les dije que íbamos a salir campeones del mundo. Lo escribí dos años antes. Después vinieron y me pidieron perdón"

Para finalizar la extensa entrevista, dejó en claro su amor por el Pincha: "Estudiantes fue algo extraordinario en mi vida, estoy orgulloso de haber formado parte de ese equipo. Siempre digo que con buenos jugadores, un buen técnico y un gran presidente se pueden lograr cosas. Creo que con Sebastián Verón pasarán cosas importantes".

Ver más novedades